X
Menu
X

Comparsa de Gigantes y Cabezudos

Comparsa_Gigantes_Cabezudos_web

La comparsa de Pedrola cuenta con un nutrido número de ilustres personajes que acompañan los momentos importantes de las celebraciones del municipio, para deleite de los mayores y terror de los más pequeños.

La comparsa tiene dos gigantes, el matrimonio María de Luna y Martín I “El Humano”, ambos bautizados de esta manera por su relación con Pedrola y por las buenas alabanzas que la historia prodiga de ellos. Fueron bautizados en el año 2007.

María de Luna nace en Pedrola en 1.358 y en 1.360 se convierte en la cuarta señora de Pedrola tras el fallecimiento de su padre, Lope de Luna. Según cuenta la historia, y el motivo de homenajear su figura en la Comparsa de gigantes y Cabezudos de Pedrola, fue una mujer noble, caritativa y amante de la justicia,  aficionada a la música y a la lectura. Mujer elegante y austera, la pompa y frivolidad de la Corte no influyeron en esta mujer, que superaba a su marido en la capacidad de gobierno. Mujer cercana al pueblo, protegió siempre a los más desfavorecidos, ayudándoles económicamente, incluso les eximio de impuestos.

A partir de 1.396, María se convierte en la primera pedrolera que fuera Reina de Aragón, en la condición de esposa de Martín I de Aragón. En este hecho también María jugaría un papel esencial, puesto que el hermano de Martín, por entonces Rey de Aragón, Juan I “El Cazador”, falleció sin descendencia cuando Martín estaba defendiendo sus territorios de Sicilia, y fue ella, María, quien reclamó el trono en nombre de su marido y gestionó que así fuera frente a otras dos alternativas que quisieron alzarse con el trono.

Martín I de Aragón, llamado también Martín I el Humano y Martín I el Viejo (Gerona, 1356-Barcelona, 1410), fue entre 1396 y 1410 rey de Aragón, de Valencia, de Mallorca, de Cerdeña y conde de Barcelona. Igualmente fue rey de Sicilia entre 1409 y 1410.

Del matrimonio nacieron tres hijos y una hija, pero ninguno sobrevivió a sus padres, por lo que se planteó un gran problema sucesorio. La solución del mismo, dio como resultado el Compromiso de Caspe, primera solución pacífica de la historia de las sucesiones familiares en un trono, puesto que fue un acuerdo entre las diferentes posibles familias a ocupar el trono.

Esta comparsa se completa, en la actualidad, con la figura de nueve cabezudos de tipo cadete, que cada inicio de fiestas recorren las calles de la localidad atemorizando a los niños y niñas del municipio. Los siete más antiguos son el morico, el zombie, la abuela, el baturrico, el marinero, el pirata y el capitán pirata.

Las dos últimas incorporaciones se producen en el año 2015, con motivo de la celebración del cuarto centenario de la publicación de la segunda edición de “El Quijote” de Cervantes. Por este motivo se decide encargar la creación de dos nuevos cabezudos, uno de ellos de diseño exclusivo para la comparsa de Pedrola. Ellos son Don Quijote y Sancho Panza.